Biografía: Antonio Eslava Rubio 

   Nace Antonio el día 13 de mayo de 1909 en la calle Pedro I, en la antigua casa que con el número 4 estaba junto a la iglesia de San Felipe, donde fue bautizado. Su madre,  Antonia Eslava Rubio, trabajaba al servicio de la casa de la familia Montero. Era mujer de pequeña estatura, pero de gran belleza y dulzura, que parece animar el hacer del imaginero en sus dolorosas.

   Cursó los primeros estudios en las escuelas del Santísimo Sacramento de los Padres Salesianos compartiendo su afición a las artes con el fútbol, su otra gran pasión, siendo jugador de la plantilla del Carmona Club. En 1929, y gracias a la beca que le concede el Excmo. Ayuntamiento de Carmona, marcha a estudiar a la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Sevilla. Bajo las enseñanzas de los profesores Manuel Echegoyan, José Lafita y José Luís Vasallo se forma la sensibilidad artística de Eslava; pronto destacará entre el alumnado, siendo premiado en sucesivos cursos, obteniendo los de modelado y vaciado en los años 35 y 36. En este último año obtuvo además el Premio Extraordinario de la Excma. Diputación y el del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla en la sección de Artes y Oficios. Obtendrá además el premio de la Escuela de Artes y Oficio en 1937 que le reconoce la asistencia, puntualidad y dedicación a la asignatura de metalistería artística, y el primer premio por oposición en la asignatura de composición decorativa y escultura.

   Los numerosos reconocimientos en su buen hacer le permiten entrar en 1947 en el taller de Castillo Lastrucci, el más importante en esos momentos en Andalucía dedicado a la imaginería sacra, que principalmente reponía las obras perdidas en los excesos de la revolución y de la guerra civil. En este taller trabajaría junto a Rafael Barbero, Manuel Escamilla y Adolfo Castillo.

   En 1956 y tras diferencias con Castillo Lastrucci, establece su propio taller en un corral de San Juan de la Palma, ya en 1943 había tenido un obrador propio en la Plaza de Menjibar.

   Durante los años que trabaja en el taller de Castillo, sus obras siguen el estilo del maestro, de forma suaves y serenidad en los rasgos; a partir de 1950 su hacer evoluciona hacía una plástica que busca un mayor realismo. Debe reconocerse a Eslava como un innovador en las imágenes de la dolorosa en la escuela Sevillana, pues introduce en ella, con gran originalidad creativa, las pautas del escultor murciano Francisco Salzillo. Antonio además les realiza expresivas manos de gran belleza, delicadas y perfectamente labradas; el imaginero recibirá numerosos encargos de otros escultores y hermandades para realizar juegos de manos para imágenes ajenas.

   En 1975 al morir su madre, se traslada al cercano pueblo de San Juan de Aznalfarache, estableciendo su taller vivienda en la calle Lepanto. Coincidiendo con el XXV Aniversario de la realización por Antonio Eslava en dicha localidad de la imagen de Nuestra Señora del Carmen, en el año 1998, la Hermandad de dicha advocación, colocó una placa conmemorativa en la calle que lleva su nombre. Eslava trabajaría y viviría en San Juan, hasta que en 1983, ya enfermo, unos amigos carmonenses, la familia de Enrique González, le traslada al hospital-residencia de la Santa Caridad de Carmona, donde falleció el día 18 de diciembre, a los 78 años de edad. La familia que se hizo cargo de su vuelta a Carmona, procedería a su entierro. Al cumplirse diez años de su fallecimiento la hermandad del Sagrado Descendimiento, se hizo cargo de sus restos, realizándose la siguiente inscripción en la lápida del cementerio de Carmona “nuestro hermano Don Antonio Eslava Rubio, escultor-imaginero carmonenses, autor del Santísimo Cristo del Sagrado Descendimiento,1909-1983. Descansa en Paz”.

   El 28 de junio del año 2002, el Pleno del Ayuntamiento de Carmona, acordó designar el nombre de este imaginero a una plaza.

   El 26 de abril de año 2003, el Consejo de Hermandades y el Excmo. Ayuntamiento de Carmona, descubrieron un azulejo conmemorativo en la calle Pedro I, donde nació Eslava.

   El pasado día 27 de abril de 2007, al cumplirse el veinticinco aniversario de su muerte, y tras haber obtenido los permisos correspondientes, se procedió al traslado de sus restos mortales, desde el cementerio de San Teodomiro, hasta la que es su última morada definitiva en la capilla de San Francisco de su hermandad y de su ciudad de Carmona.

En la inscripción de su mausoleo situado bajo la imagen de San Francisco de Así, figura: “N.H.D. Antonio Eslava Rubio, maestro imaginero, Carmona a 27 de Abril de 2008”

Texto y foto cedido por Antonio Bermudo.  http://www.quintaangustia.org

A la derecha Antonio Eslava Rubio, junto a su sobrino. Insigne escultor y tallista de la nueva imagen de Ntra. Sra. del Carmen que realizara en 1973

Foto: Víctor J. García Quintero. Mayordomo de la Hdad. del Carmen

RECONOCIMIENTO A D. ANTONIO ESLAVA

Como es conocido por todos, la talla de Nuestra Titular es obra de D. Antonio Eslava Rubio. Se trata de una de las obras que realizó el Autor en la época en que vivió en Nuestra Localidad y su relación con la Hermandad fue tal que incluso se encargó de las labores de vestido de la Virgen en los primeros años de su hechura.

El artista era natural de Carmona, Localidad en la que también desarrolló importantes obras, sobre todo en su Hermandad, la de la Quinta Angustia. Esta Hermandad, después de largas gestiones, el pasado mes de Abril consiguió los permisos necesarios para dar sepultura a los restos del Maestro en un lugar destacado dentro de la Capilla que poseen en propiedad. A este acto solemne de velatorio y sepultura fue invitada Nuestra Hermandad, junto con todas las Hermandades relacionadas con el Sr. Eslava, desde varias de Málaga y Cádiz, hasta la propia Hermandad de la Macarena. Así tras el velatorio en lugar reservado, se realizó un traslado hasta la Capilla acompañando al Féretro todos los Hermanos Mayores asistentes, para celebrar allí un Solemne Funeral previo al enterramiento, de lo que se levantó Acta que quedó rubricada por dichos Hermanos Mayores en nombre de sus respectivas Hermandades.

Queda así en mejor lugar alguien muy importante como artista y escultor, para el que aún quedan en poco los homenajes hasta ahora hechos en su nombre.

(Articulo publicado en el boletín de la Hdad del año 2008)

(Fotos publicadas en el boletín de la Hdad del año 2008)

Texto y Fotos: Víctor J. García Quintero. Mayordomo de la Hdad. del Carmen

Firma del acta de sepultura

Traslado de los restos, de la Capilla ardiente a la Capilla de la Quinta Angustia

Capilla Ardiente

Lugar donde descansan los restos de D. Antonio Eslava en la Capilla de la Quinta Angustia

En la inscripción de su mausoleo situado bajo la imagen de San Francisco de Así, figura: “N.H.D. Antonio Eslava Rubio, maestro imaginero, Carmona a 27 de Abril de 2008”



   
Ir arriba   Volver a Biografias